Yacarés en lo mas alto

Que si ganaba Yacarés no había vencedor del Torneo Inicial, que sí pero por puntos, que a Coyotes le servía el triunfo y, a su vez, el empate, que sí, que no. Basta. Se acabaron las especulaciones, las dudas: Yacarés venció a Coyotes 8 a 0, gracias a un TD del 89, Lucas Burgos Montesano, y un safety debido a un defectuoso snap. Los dirigidos por Allan Kotliar y Gabriel Corsini le arruinaron la fiesta a los granates, quienes tuvieron dos oportunidades para llevarse la primera etapa del campeonato, la cual quedó en las manos de Yacarés.
A jugar sin safety y a estar muy atento a las corridas de Tomás Ustimczuk, el 33, y de Fernando Batista, el QB de Coyotes. Esta fue la idea madre de la defensa de Yacarés, que tuvo sus frutos en la primera mitad: salvo por una interferencia de pase en los últimos instantes del segundo cuarto, consiguió que no le renovaran. En la primera marcha de la ofensiva de Yacarés: pase a Maximiliano Kouba y dos carreras del mariscal Ignacio Malvicini le bastaron para renovar. “Ojo con el ala, guarda con el ala que sale en ruta”, vociferaba el coach Gabriel González, desde el sideline de Coyote. El pase, como predijo González, fue para Burgos Montesano, el ala, que transformó el grito en TD. En el punto extra, tras una mala salida del snap, el mismo Burgos Montesano no llegó a patear.
Del otro lado del charco, Coyotes esperó una gloriosa jugada que nunca apareció y que aquí nunca se mencionará. Los huecos no se abrieron, Ustimczuk no pudo avanzar mucho, y Batista empujó más de lo que corrió. Un sack, una intercepción y varias carreras, eso fue la ofensiva de Coyotes.
Ya en la segunda mitad, Yacarés mostró su abanico de posibilidades en la ofensiva. Corridas de Juan Cruz Medina, del mariscal, pases a Sassone, a Kouba; mientras que Coyotes logró renovar por una corrida del mariscal y los intentos terrestres del 33, Ustimczuk, única vez que lo hicieron en el partido.
Hay imágenes del partido que lo delatan, que lo pintan entero, que lo resumen, y una de ellas es en el último cuarto, la que deparó en el safety debido a un defectuoso snap. Ahora, la pregunta que emerge, que surge como un buen crack a un linebacker, es por qué esa jugada, ese yerro ofensivo depara en una de las instantáneas del juego. Y lo es, según este escriba, por la presencia, por la predisposición, por la tan afamada intensidad que intentaron transmitir los pupilos de Kotliar y Corsini.
Después del safety, Coyotes pateó y recuperó el balón. No obstante, las corridas de Ustimczuk y de Batista, tras romper una jugada de pase, no lograron inquietar a Yacarés, que se llevó la primera etapa de este torneo tras comenzar 0-2 (derrotas ante Aztecas 24-9 y Coyotes 6-2). Ahora, a esperar el comienzo de la segunda rueda, para ver quién se queda, definitivamente, con el campeonato juvenil.